Version Française Version Espanol

ULTIMA PATAGONIA 2010

Madre de Dios 50°S : una isla laboratorio al servicio de la ciencia

La isla Madre de Dios pertenece a una región de excepción, la provincia Ultima Esperanza, al sur del Chile. Afronta el Pacífico al margen del mundo tal como una centinela avanzada en el hemisferio austral. El equipo Ultima Patagonia 2010 está consciente de la importancia de este símbolo.

En efecto, Madre de Dios es un ejemplo raro, casi único, de un sitio aparte de las civilizaciones donde la pareja Hombre/Naturaleza perduró durante milenarios y hasta el siglo XX, en condiciones que eran las de la Prehistoria. Estos hombres y mujeres valientes, son los Kawésqar inmortalizados por José Emperaire bajo el vocable muy evocador de « Nómadas del Mar ». Esta población nunca conoció la revolución néolítica : sin sedentarización, sin crías ni cultivos. Gracias a su función de refugio, las cuevas litorales de Madre de Dios conservaron su memoria : sepulturas, conchíferos, hogares, pinturas rupestres. .

Con sus cuevas calcáreas más al sur del planeta, verdadero registrador del clima y del medio ambiente, este archipiélago representa también un éxito fundamental para la comunidad científica : entender la evolución del clima pasado y actual, evaluar la reconquista biológica después de la última glaciación, estudiar los cementerios de ballenas, excavar los sitios arqueológicos, medir el impacto actual de las actividades humanas en un sitio a priori intacto. En razón de un tal patrimonio kárstico y arqueológico, el gobierno chileno decidió proteger la isla en enero de 2008. El proyecto 2010 se inscribe así bajo el signo de la continuidad, de la interdisciplinaridad, del patrociono estrecho entre el Chile y Francia, y por fin la alianza entre exploración, ciencia y valorización en el estudio de una de las tierras más extremas del planeta. In fine, la meta es permitir a Chile proponer este archipiélago al Patrimonio Mundial de la Humanidad (Unesco).

SOUBLET

Pinturas Kawesquar

Después de un reconocimiento en 1995 y cuatro expediciones espaciadas entre 1997 y 2008, el equipo internacional de investigadores y exploradores, situados bajo la responsabilidad franco-chilena, tiene como meta hacer de Madre de Dios en 2010, año del bicentenario de Chile (1810-2010), un laboratorio natural para la ciencia.

En 15 años, los equipos de Centre Terre, apoyados en instituciones, organismos chilenos y franceses, pero también por Rolex y Nacional Geografic en 2000, adquirieron un tacto creciente en la organización de expediciones complejas necesitando competencias técnicas y científicas multiples.

Desde 2006, gracias a las sociedades CAP e IMOPAC, el Centro Minero de Guarello volvió para Centre Terre una base indispensable para permitir las investigaciones en unas excelentes condiciones. Lo que nos permitirá explorar, ojalá, la nueva cueva más profunda de Chile…

SOUBLET
Vista sobre el Pacífico desde el Soublet

cascade

Un proyecto interdisciplinario bajo el signo de
la exploración

La vocación de las expediciones de Ultima Patagonia organizadas por Centre Terre es la exploración geográfica en el sentido primero. A la vez deporte y ciencia, la espeleología ofrece una oportunidad única para estudiar los arcanos de la Tierra, del Vivo y del Hombre. Porque fue en las cuevas, al refugio de las intemperies y de la erosión, que los testigos sedimentarios, biológicos o humanos pasaron el tiempo hasta hoy en día. Andar en los glaciares de mármol, explorar las costas y bajar al fondo de simas, es primero entender el funcionamiento actual de una naturaleza dominada por la lluvia, el viento, la roca y el oceáno.

También es la posibilidad de decifrar la memoria de la Tierra y del clima registrado en los paisajes y las cuevas. Y esta historia es larga. Viene de una epoca donde América del sur estaba soldada a Africa, formando el paleocontinente Gondwana. Madre de Dios hacía parte de un archipiélago de corales que beneficía de un clima tropical. El bosque magallánico actual conservó el género Nothofagus, este haya primitivo viene de la era secundaria. Hoy en día, los primeros estudios de la fauna de aguas dulces demostraron una biodiversidad sorprendente a pesar de los obligaciones del medio ambiente. Al refugio especies exóticas nocivas como el salmón o la trucha salvaje, Madre de Dios podría constituir un conservatorio natural para la Patagonia. Por fin esta isla calcárea conservó la memoria de una población que casi desapareció, los Indigenas Kawésqar, que colonizaron a Patagonia y sus archipiélagos después de la desaparición de los glaciares. Estas ocupaciones en cuevas constituyen el fronte mundial más austral de migraciones humanas de los últimos milenarios.

seno azul
Seno Azul y Seno Soplador en el archipiélago de Madre de Dios

Cuatro objetivos al servicio de la ciencia

Cuatro objetivos constituyen la trama de esta futura expedición :

1 - exploraciones sobre el mar, encima y bajo tierra;
2 - estudios arqueológicos en las cuevas y refugios ;
3 - estudios de la cueva y de la playa de la Ballena ;
4 - instalación de una cueva laboratorio dedicada al estudio de los cambios climáticos.

Nuestro principio inicial es perseguir las investigaciones sobre temas y objetivos mayores, a partir de los resultados ya adquiridos (cueva del Pacífico, cueva de la Ballena, sima del Descanso, cueva del Barón), y organizando nuevas prospecciones y exploraciones. El segundo principio es la valorización multimedia para transmitir la información. Por el conocimiento previo de objetivos y experiencia de las dificultades del terreno, este funcionamiento asegura una seguridad en cuanto a los resultados esperados. Si a cada expedición, algunos resultados no están a la cita en razón de la instabilidad meteológica, otros aparecen gracias a nuevas exploraciones. Es para mitigar estas dificultades que las expediciones Ultima Patagonia se inscriben también en la duración. Es una motivación suplementaria que se añade a la estética y a la riqueza excepcional de los paisajes. La seguridad siempre está asegurada en el lugar en función de las ventanas meteológicas favorables, en particular para los objetivos más lejanos y para la exploración espeleológica profunda (sima del Descanso), con la eventualidad de desmontajes en helicóptero si las condiciones lo permiten.

- siguiente - Objetivo 1 : Exploración espeleológica >
Libro "La Isla de los Glaciares de Mármol"
Textes et photos © Centre Terre - Pasquet - 33760 Escoussans - France - association loi 1901 - ultima(a)centre-terre.fr