Centre Terre es una asociación acreditada por el Ministerio de Educación francés

Expédition Spéléologie Patagonie

Subscribe to What's New


Últimas incursiones en el karst

Publicado el 25-02-2017

Domingo 19 de febrero

El equipo al completo está de regreso en el campamento base y, esa mañana, el "briefing" es un poco particular porque estamos a 8 días de la partida. Se programa la fecha de llegada de los barcos que nos recogerán el 27 de febrero y, por suerte, parece que el tiempo será clemente.

Se elabora un programa muy preciso. Del 20 al 23: secado y acondicionamiento de todo lo que ya no será útil. El 24: desmontaje y secado de las dos grandes carpas de material y cine, así como los dos botes neumáticos Bombard C5 y preparación para hibernación de los motores. El 26: descenso de todo el material por medio de la tirolina y desmontaje de la misma. Finalmente, el 27: desmontaje de las carpas-dormitorio que se secarán más tarde...

En paralelo hay que continuar con las exploraciones hasta el último momento, en particular, en la zona aledaña al campamento "Sumidero", accesible a pie desde el campamento base. En el mismo tiempo, equipos ligeros continuarán con las exploraciones de las cuevas Punta Blanca y las Tres Entradas, que siguen presentando un gran potencial a nivel de desarrollo.

Dicho y hecho: Anthony, Franck, Lionel y Yann se dirigen a las Tres Entradas y topografían 500 metros de galerías nuevas.

Ascenso de uno de los pozos en conducto forzado de la Cueva de las Tres Entradas más Una

Lunes 20 de febrero

A las 10h, según lo previsto, nos encontramos listos para la tercera video-conferencia con los alumnos de la circunscripción educativa francesa Académie de Toulouse. Este organismo está llevando a cabo este proyecto educativo en colaboración con Centre Terre, que ha sido acreditado por el Ministerio francés para la Educación, la Enseñanza y la Investigación. Momento mágico de conexión a pesar de las, una vez más, pésimas condiciones meteorológicas.

Videoconferencia con los alumnos de la circunscripción educativa de Midi-Pyrénées bajo las cámaras de MC4

Mientras Serge, Thomas y Anthony suben a buscar la última parte del material a la Gran Barrera, Bernard, Richard, Natalia y David salen a reconocer una entrada de cueva, que no tendrá continuación. Por el camino descubren una familia de lobos marinos escondidos en el bosque...

En la cueva de las Tres Entradas, Franck, Lucas, Yann, Ángel y Yannick despejan varias incógnitas. Con 150 metros suplementarios, el sistema alcanza los 2.630 metros de desarrollo.

El resto dedica la tarde a secar y acondicionar las carpas usadas en los campamentos avanzados. La cabaña se ha transformado en un centro de secado gigante.

Martes 21 de febrero

Son las 10h en la isla Madre de Dios y las 14h en Francia cuando se realizan la cuarta y quinta videoconferencias con un tiempo que vuelve a ser terrible. En esta ocasión participan las escuelas de Cintegabelle y Ferrières, el liceo Pyrène de Pamiers, las escuelas de Grisolles, Labastide, St Pierre Ulis, Fronton y el liceo Michelet de Montauban, el colegio Jean Jaures y el liceo Borde Basse de Castres, las escuelas Lavelanet y Mirepoix de Scopia, la escuela de Seix, el liceo de Couserans de St Girons.

282 alumnos y muchas preguntas sobre la vida en el campamento base, los descubrimientos, la fauna, la flora, la exploración subterránea, obviamente, y la edad a partir de la cual se puede empezar a practicar la espeleología...

Hoy no es posible salir en Bombard... las oscuras aguas del Barros Luco están cubiertas de espuma blanca. Mientras se continúa con el secado, acondicionamiento y actualización de las topografías, un gran equipo parte al último campamento avanzado de la expedición. José, Lucas, Yann, Anthony, Yannick y Marcelo van a continuar con las prospecciones en la zona del Sumidero, que fue visto brevemente en enero. Giselle, Vicente, Gonzalo y Juan Pablo van a proceder con el último muestreo.

Miércoles 22 de febrero

¡Esta mañana no hay ni una nube! El sol ilumina el campamento base, el agua oscura del Barros Luco se torna azul; la vista desde la cabaña es maravillosa. No lloverá hasta las 19h y se aprovecha la jornada para hacer secar la máxima cantidad posible de material, como los chalecos salvavidas, los monos de espéleo, las sacas, etc...

Tras consultar la previsión meteorológica de los próximos días, Bernard, Marcelo y Natalia se ponen en contacto con Francisco en Punta Arenas. Se decide adelantar el regreso y se contacta a los capitanes de los barcos: zarpe previsto para las primeras horas de la tarde del 26. De este modo dispondremos de más tiempo para secar bien las 6 carpas Mountain Hardwear donde duerme el equipo y que se desmontarán la mañana misma del día del zarpe. También tendremos más tiempo para cargar correctamente el contenedor en Guarello.

Al mismo tiempo hay tres equipos que prosiguen con las exploraciones:

- Cueva de las Tres Entradas

Denis y Lionel descienden un pozo de 30 metros desde el último punto alcanzado por el equipo anterior y topografían 200 metros de galerías. Ángel, Bernard y Natalia exploran las galerías fósiles que pasan por encima del río y añaden 200 metros de galerías adicionales. Se detienen en un pozo de 8 metros en la base de cual se oye el río. El fin de la expedición se aproxima y se desinstala la segunda parte de la cavidad al regreso. Cuando salen es de noche. Les toma más de una hora y media de navegación complicada para llegar al campamento base.

- Cueva de la Punta Blanca

David y Thomas topografían 400m de galerías anexas en 3 niveles, con lo que se alcanzan los 2.650 metros de desarrollo total de la cavidad. Lo más remarcable es que el nivel del sifón ha descendido 15 metros pero, a la vez, se encuentran que la crecida había transportado un cuerda instalada 15 metros más lejos. Esto se debe a la intensa actividad de las furiosas aguas en las cavidades de Patagonia...

Richard observa un magnífico relleno argiloso en la Cueva de la Punta Blanca

- Resurgencia de la Bahía Blanca

Mowgli y Franck añaden 70 metros al sifón. Se alcanza un desarrollo de 333 metros y una profundidad de 29 m. El final de la exploración se sitúa en el corazón de un colector en una galería de 8 x 2m. Una segunda inmersión de los buzos permite conectar con otra entrada. El desarrollo de la parte inundada supera los 444 metros. Esta nueva entrada permite un acceso más directo y más sencillo a la zona terminal, lo que augura muy buenas exploraciones en un futuro.

Durante este tiempo, en el campamento Sumidero todo empieza mal. Las dos carpas que se habían instalado durante enero están en buen estado, pero los víveres que se habían dejado ahí han sido devorado por los ratones. Se forman dos equipos para esta única jornada en terreno.

José, Yannick, Lucas, Anthony, Yann, Vicente y Gonzalo se dirigen a la "Garganta", que no se había podido explorar antes porque el caudal rondaba el 1m3/s. Hoy es posible pasar y siguen el río que desciende rápidamente en una gran sala que mide más de cien metros de largo.

Foto del ambiente del campamento Sumidero
La entrada del sumidero bautizado com el Sumidero del Padre

Se encuentra una continuación en el fondo. Es un pozo de 10 metros al que le sigue un laminador fósil por el que desaparece la corriente de aire... Quedará para una próxima expedición. Vicente se une al equipo en una incursión rápida al sumidero del Útero de la Madre. Se puede evitar el sifón realizando una escalada, pero al cabo de 60 metros hay un paso estrecho con barro que pone fin a la exploración. Se realiza la topografía de toda la cavidad al regreso.

El equipo nº 2 está compuesto por Giselle, Marcelo y Juan Pablo, que toman muestras de profundidad en las turberas. Los barrenos de hierro que se han transportado a tal efecto son muy útiles.

Mejor ni hablar del peso prohibitivo durante el ascenso, porque, al final de la jornada, Yann, Yannick, Anthony y Lucas desinstalarán el sumidero de las Lágrimas explorado en enero hasta una profundidad de -116 metros.

Jueves 23 de febrero

Es la última gran salida de espéleo y la primera para el equipo de cine. Bajo una fina pero constante lluvia, Bernard, Natalia, Serge, David, Thomas y Ángel llevan a Gilles, Jeff y Christian a la cueva de las Tres Entradas. La gélida corriente de aire que sale de la cavidad es perceptible desde la entrada, por lo que rápidamente se toma el ritmo y se inician las tomas... que se prolongan. Hacer cine bajo tierra no es fácil y todo toma tiempo, sobre todo en lo referente a la iluminación, la instalación del cámara o del técnico de sonido. En total se rueda durante 7 horas y se toman bonitas imágenes en perspectiva.

Hacia las 16h el último equipo que subió al Sumidero desciende en 4 horas de marcha extenuante con cargas que superan los 35 kg.

Viernes 24 de febrero

¡Un tiempo así no lo habríamos ni soñado! No llueve en todo el día. Se reactiva el procedimiento y se vacía la cabaña de todo lo que se ha secado durante la noche. A medida que avanza la jornada se van acumulando bidones de material alrededor de la tirolina... Mañana se empezarán a bajar varias toneladas de material hasta el embarcadero. El domingo, si se mantiene el programa previsto, el equipo pondrá rumbo a Guarello.

Se aprovecha el buen tiempo para secar la máxima cantidad de material

Publication suivante  Publication précédente